Desde Chile, escribo sobre gestión empresarial, asuntos corporativos, crisis  y reputación

Liderando en Entornos Complejos

Liderando en Entornos Complejos

Salida de socios de proyectos energéticos; un software de gestión que detecta pasivos que no se conocían y da origen a fracturas dentro de una entidad; asociaciones Gremiales que se ven en la necesidad de manifestar su molestia a través de insertos en medios; entidades públicas que se entrampan en mediáticas discusiones, llegando al extremo de vislumbrar un supuesto gobierno de los jueces.

A simple vista, nadie dudaría que hablamos de un resumen del año recién pasado y de los principales temas que se tomaron la agenda y los medios. Sin embargo, lo preocupante es que este no es un resumen de 2016, sino una muestra de lo que han sido las primeras semanas de 2017.

Pareciera que no podemos vivir sin conflictos y sus consecuentes daños reputacionales. Sin embargo, más que no poder vivir, el problema es que no hemos aprendido a convivir con ellos. Se hace urgentemente necesario entender que los entornos actuales son volátiles, inciertos, ambiguos y complejos. Entornos VUCA como le dicen algunos (por sus siglas en inglés: Volatility, Uncertainty, Complexity, Ambiguity). A fin de cuentas, entornos líquidos.

Hoy lo más fácil sería decir que siempre ha sido igual, pero no es así. Son entornos alterados. Cuando digo alterados, hago alusión a un cambio, a un poco de vértigo y, por qué no decirlo, a un poco de ira desde diversos sectores.

Son entornos que han perdido su esencia y naturaleza, porque se han visto influenciados por una serie de factores. Entre ellos, marcos regulatorios variables en función de un pulso y rating ciudadano, dicen unos; o de una desmedida influencia de los llamados incumbentes, dicen otros; abogados, jueces y fiscales opinantes como nunca; y en un hecho inédito, pero que es perentorio aclarar, filtraciones desde reguladores de diverso tipo y cobertura. Sumado a lo anterior, un ciudadano consciente, que conoce sus derechos y que sabe cómo expresarlos.

Para complementar, un nuevo encauzamiento a través de asociaciones ciudadanas y, por otro lado, movimientos que nacieron de marchas que, más que validarse, han tratado de imponer su voz a gritos, en una conversación a la que entraron tarde y hoy actúan un tanto desenfrenados. Ante todos estos antecedentes, vale la pena preguntarse: ¿Es posible desarrollar una actividad empresarial en este nuevo escenario? ¿Conviene hacerlo?

Sin duda que es posible y a todas luces es conveniente, pero para ello se requieren nuevos liderazgos y, al mismo tiempo, nuevas capacidades para hacer frente este nuevo entorno. Cuando hablo de un nuevo liderazgo me refiero a desterrar la imagen del líder todopoderoso que toma las decisiones “basadas en la experiencia de su cargo o en el mayor y/o menor recorrido en su actividad empresarial”.

Necesitamos líderes que escuchen. Que entiendan las nuevas dinámicas de la comunicación. Que ocupen todas las herramientas de las que disponen, que usen la tecnología y que se replanteen su liderazgo. Hoy necesitamos líderes que trabajen desde la humildad. Que se interesen en escuchar y en conocer lo que quiere el otro. Que planteen su liderazgo y posterior toma de decisiones desde esa misma humildad.

De esta forma sus planteamientos tendrán mayor acogida, pues vendrán más sensibilizados desde las bases, con las bases y para las bases; de lo contrario, es muy difícil que puedan liderar y avanzar en cualquier ámbito en este Nuevo Chile.

Columna original publicada en El Líbero el 26/01/17

Claves para afrontar una Entrevista con medios

Claves para afrontar una Entrevista con medios

Frágil Transparencia

Frágil Transparencia