Desde Chile, escribo sobre gestión empresarial, asuntos corporativos, crisis  y reputación

Frágil Transparencia

Frágil Transparencia

En una sociedad cada vez más exigente y líquida como la actual, la transparencia y la credibilidad son características exigidas y cada vez más demandas por la ciudadanía. Y esto debiese extenderse no solamente a la clase política y empresarial, sino a los medios de comunicación ya sea tradicionales, digitales así como a las redes sociales.

Cuando hablo de transparencia me refiero a entender el origen de lo que estoy leyendo, a entender cuáles son sus intereses detrás. Acceder y comprender con claridad el porqué y cuándo se produce el delivery de esta información y su contexto. Más aún, si hablamos de un contexto de crisis de confianza, generalizada e instalada - desde hace algunos años- en todos los espectros de la sociedad. Y donde no ayudan innumerables escándalos como colusiones, fraudes y un sinnúmero de issues políticos y/o empresariales largos de detallar.

En medios , cada día vemos a columnistas que se presentan de una manera poco clara. Gerentes de empresas que firman como economistas; consultores de comunicaciones como periodistas, académicos y/o sociólogos; jefes de campaña como analistas. Lista larga de detallar pero extensa y sabrosa como para hacer un ranking.

Quizás para algunos no lo hayan notado, pero estos es sumamente importante, pues es la base de un principio de igualdad y equidad en el acceso y consumo de la información. Sumado a esto, debemos asumir que no todos consumen medios (on,off y redes sociales) de la misma forma.

Es indispensable también , pues no todo el mundo está tan informado y/o conoce los laberintos del poder como para entender el origen y el fin de cada comentario, columna o punto de vista. Misma información que genera opinión y a corto o mediano plazo influencia.

Esta misma situación la vemos en el mundo online donde - a distintas horas del día- somos bombardeados por una lluvia de tweets, likes y retweets de “embajadores de marca” que rara vez transparentan para quien están trabajando. Y obviamente , la gente que los sigue (followers) no entiende que a ese “influenciador” le encanta tal o cual marca, pues muchas veces le están pagando o él está canjeando productos por sus tweets.

Con la socialización de los medios de comunicación, los ciudadanos de modo inmediato y casi simultáneo su acuerdo o desacuerdo con determinada información, opinión o actor que la emite. Por lo mismo, son ellos mismos los que deben exigir que se les transparenten estos intereses , pues si seguimos esperando que los medios (on y off) y las redes sociales lo exijan y/o presenten , podemos estar esperando eternamente.

Es algo muy sencillo pero a la vez tan complicado de hacer. Pero tal como dijo Guy Kawasaki, en uno de sus libros , es relevante y hoy una obligación.

"A la mayoría de la gente le da igual si eres partidario o contrario, siempre y cuando reveles tu relación. Todos tenemos que ganarnos la vida, lo que perjudica tu credibilidad es que los demás crean que no tienes ningún interés económico en algo”. Guy Kawasaki.

Liderando en Entornos Complejos

Liderando en Entornos Complejos

Dejemos que Instituciones, Inversiones y Empresariado funcionen

Dejemos que Instituciones, Inversiones y Empresariado funcionen